domingo, 15 de noviembre de 2009

Soñé que te tenía

Todo parecía tan real. Pero ya ves, un día te despiertas de golpe, del que ha sido el mejor sueño de tu vida. No queda otra, hay que volver a la realidad, abrir los ojos y ver que, tu estás allí, tienes tu vida, tus amigos, y amigas, y yo estoy aquí, sin ti. Lo “nuestro”, sólo ha sido un sueño. Una ilusión donde, nos teníamos el uno al otro, éramos imperfectos como nadie, pero perfectos el uno para el otro, nadie mas nos aguantaría. Ni siquiera nosotros nos soportábamos a veces, pero eso daba igual, porque nos queríamos demasiado como para aguantarnos.

Pero en fin, todo tiene su final.

Ahora tú, seguirás tu vida como si nada, como hacías antes, en dos días, tal vez menos, y eso si no lo has hecho ya, olvidarás todo lo que pasamos, olvidarás que un día, formé parte de tu vida. Al fin y al cabo, todos los sueños se quedan sólo en eso, y se olvidan con el tiempo. Supongo que a mi me costará más, si consigo olvidarlo, ya que cometí el grabe error de creerme todo, pensar que era real. Pensé que había tomado vida, en margen a nuestras mentes. Sé que nunca olvidaré cosas como, cada primera vez, tus labios, tus ojos que miraban pensativos, abrazos, mimos.

Será peor para mi, pero me niego a olvidarte.