domingo, 15 de noviembre de 2009

Soñé que te tenía

Todo parecía tan real. Pero ya ves, un día te despiertas de golpe, del que ha sido el mejor sueño de tu vida. No queda otra, hay que volver a la realidad, abrir los ojos y ver que, tu estás allí, tienes tu vida, tus amigos, y amigas, y yo estoy aquí, sin ti. Lo “nuestro”, sólo ha sido un sueño. Una ilusión donde, nos teníamos el uno al otro, éramos imperfectos como nadie, pero perfectos el uno para el otro, nadie mas nos aguantaría. Ni siquiera nosotros nos soportábamos a veces, pero eso daba igual, porque nos queríamos demasiado como para aguantarnos.

Pero en fin, todo tiene su final.

Ahora tú, seguirás tu vida como si nada, como hacías antes, en dos días, tal vez menos, y eso si no lo has hecho ya, olvidarás todo lo que pasamos, olvidarás que un día, formé parte de tu vida. Al fin y al cabo, todos los sueños se quedan sólo en eso, y se olvidan con el tiempo. Supongo que a mi me costará más, si consigo olvidarlo, ya que cometí el grabe error de creerme todo, pensar que era real. Pensé que había tomado vida, en margen a nuestras mentes. Sé que nunca olvidaré cosas como, cada primera vez, tus labios, tus ojos que miraban pensativos, abrazos, mimos.

Será peor para mi, pero me niego a olvidarte.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Báilame el agua

Báilame el agua.
Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto.
Riégame de especias que dejen mi vida impregnada de tu olor.
Sácame de quicio.
Llévame a pasear atado a una correa que apriete demasiado.
Hazme sufrir.
Aviva las ascuas.
Ponme a secar como a un trapo mojado.
No desates las cuerdas hasta que sea tarde, demasiado tarde.
Sírveme un vaso de agua ardiente y bendita que me queme por dentro, que no sea ni tuya ni mía, que sea de todos.
Líbrame de mi estigma.
Llámame tonta.
Sacrifica tu aureola.
Perdóname.
Olvida todo lo que haya podido decir hasta ahora.
No me arrastres.
No me asustes.
Vete lejos.
Pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Sangra mis labios con sanguijuelas de colores.
Fuma un cigarro por mi.
Traga el humo.
Arréglalo y que no vuelva a estropearse.
No lo tragues.
Échalo fuera.
Crúzate conmigo en una autopista a cien por hora.
Sueña retorcido.
Sueña feliz, que yo me encargaré de tus enemigos.
Dame la llave de tus oídos.
Toca mis ojos abiertos.
Nota la textura del calor.
Hasta reventar.
Sé yo misma y no te arrepientas.
¿Por cuánto te vendes?
Regálame a tus ídolos.
Yo te enviaré a los míos.
Píllate los dedos.
Los lameré hasta que no sepan a miel, hasta que dejen de ser miel.
Sal, niégalo todo y después vuelve.
Te invito a un café.
Caliente, claro.
Sin azúcar.
Sin aliento.

lunes, 25 de mayo de 2009

Crisis

Es agosto, una pequeña ciudad de costa, en plena temporada; cae una lluvia torrencial hace varios días, la ciudad parece desierta. Todos tienen deudas y viven a base de créditos.

Por fortuna, llega un ruso forrado y entra en un pequeño hotel con encanto. Pide una habitación. Pone un billete de 100€ en la mesa del recepcionista y se va a ver las habitaciones.

El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Este coge el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.

A su turno éste se da prisa a pagar lo que le debe al proveedor de pienso para animales.

El del pienso coge el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con la prostituta a la que hace tiempo que no paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La prostituta coge el billete y sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado.

En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, coge el billete y se va de la ciudad.

Nadie ha ganado un duro, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!



MORALEJA: SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS

jueves, 19 de marzo de 2009

Jamás pensé que conocería a alguien como tu en este jodido mundo [aún me cuesta creer que no seas de otro planeta]. Cada detalle que conozco de ti, por pequeño que sea, me encanta. Eres diferente al resto de las personas, no tienes esos asquerosos defectos que cualquier otro ser humano tiene y que tanto odio, [debes de ser un error de la naturaleza o algo así], tu cambias esos defectos por virtudes como la paciencia [detalle importante para ser capaz de permanecer a mi lado]. Eres simplemente tú. La persona que consigue hacer conmigo lo que nadie más consigue. El que me cabrea pero sabe perfectamente como hacer que se me pase y ponga carita de idiota mientras te recuerdo lo mucho que te quiero [y que conste que, me da muchísima rabia que seas capaz de hacer conmigo lo que quieras]. Eres el único que ve en mi cosas mas allá de mi apariencia, el que ve a una personita dulce y cariñosa.

Siempre me he considerado un bicho raruno, destinada a estar soltera de por vida porque nadie me aguantaría pero, ya ves, apareces tu y, no es sólo que te molestes en escucharme, no, además, es que entiendes lo que digo y, a veces, aunque rara vez, ¡hasta coincidimos!

Perfección. Dicen que eso no existe pero, no sé, yo te veo así, no como “persona perfecta”, eso ya sé que es imposible ya que, los humanos venimos con ciertos fallos ya de fábrica pero, s que te veo perfecto como la persona que Quero a m lado. El pequeñuelo que quiero ver sonreírme cada amanecer con carita de dormido y ojos legañosos, y abrazar cada noche después de hacer el amor hasta quedarme dormida.